Portada

martes, 20 de mayo de 2014

El coloso espiral de Naruto

Encantado de saludarles:

En pocos lugares del mundo se puede ver de manera tan evidente un remolino que se forma por el choque de dos colosos. Quizás la mejor tribuna para este espectáculo es Naruto, un pequeño pueblo al sur del Japón.
Se le conocen como los remolinos de Noruto y se producen en un pequeño canal que separa las islas de Shikoku y Awaji. Allí chocan las poderosas mareas del océano Pacífico y del Mar Interior del Japón y se produce este efecto impresionante.
Los remolinos suceden en cada cambio de marea, por eso es posible mirar este fenómeno cada seis horas y dura entre una y dos horas. Son más grandes en verano que en invierno, pero las mareas de primavera producen cada dos semanas unos remolinos enormes. En condiciones normales puede tener veinte metros de diámetro y el agua puede fluir a veinte kilómetros por hora.
Este es uno de los mayores espectáculos que ofrece la naturaleza y es posible mirarlo de dos maneras: desde un barco (no se ha reportado ningún peligro de navegar junto al torbellino) y el trayecto a piés por el puente que une las dos islas. En espacios distribuidos periódicamente se remplazó el piso normal por vidrio y se puede mirar el remolino desde una altura de 45 metros.
La gran revelación, sin embargo, fue publicada hace poquitos días:













No hay comentarios:

Publicar un comentario